Baja por expulsivo y alumbramiento

Pues no señores y señoras, esto que tenemos no son bajas por maternidad, llamemos a las cosas por su nombre, son bajas por expulsivo y alumbramiento

Anuncios

 

Según la RAE, maternidad es el estado o cualidad de madre y según el Gobierno, este estado o cualidad de madre dura unas 16 semanas, 17 si acumulas horas de lactancia. ¿Por qué somos las únicas mamíferas que deben abandonar a su cría cuando esta aun las necesita? Un dato importante es que Todos los mamíferos permanecen con sus madres como mínimo hasta que acaba el período de amamantamiento.

Entonces, ¿puede alguien explicarme porqué nosotros, los más listos del mundo mundial, abandonamos a la cría mucho antes de que ésta esté preparada? Por qué no lo entiendo. Y no hablo de pecho o biberón, hablo de sentido común, yo le doy el pecho a L y recuerdo cuando cumplió 16 semanas que pensé que me hubiera sido imposible dejarla, era (y es) tan dependiente de mí, no solo necesita a el pecho para comer, lo utilizaba y de echo lo sigue haciendo, para hacer un alto, parar y relajarse, sentirme cerca o conseguir dosis extra de mimos. Y de igual manera las madres que no dan el pecho tienen el mismo sentimiento de estar dejando a su bebé, muy frágil y dependiente aún, porqué nuestro instinto nos lo dice, nos dice que esto no está bien, que nuestro bebé aún nos necesita mucho.

Buscando información me sorprendió mucho la manera de actuar de las manadas de lobos, mientras la madre amamanta a los cachorros y ellos aún no comen sólidos, los demás miembros de la manada le llevan comida para que ella se dedique al 100% a sus pequeños. Una vez empiezan los lobeznos a comer sólido, la madre ya empieza a salir a cazar y siempre se queda otro miembro de la manada vigilando a los peques hasta que su madre vuelve. ¿Cómo puede ser que los Lobos estén mejor organizados para Esto de la maternidad que los humanos?
Creo que la respuesta es sencilla, porqué ellos no le ponen nombre a nada, los animales siguen su instinto, ese instinto que un día algún erudito, consideró que era malo seguir e impuso unas bajas mal llamadas “de maternidad” de 16 semanas. Pues no señores y señoras, esto que tenemos no son bajas por maternidad, llamemos a las cosas por su nombre, son bajas por expulsivo y alumbramiento, bajas que nos permiten volver a trabajar físicamente medio decentes, porqué nuestro cuerpo aún no está recuperado del todo, y psicológicamente ausentes por estar pensando en el bebé que tanto nos necesita.

Otro motivo que demuestra que estas bajas por maternidad son ridículas es que La OMS dice que la alimentación de los bebés debe de ser exclusivamente de leche y a demanda hasta los 6 meses, y a partir de entonces podemos empezar a introducir alimentos. Pero como aquí las bajas son de 16 semanas, antes de los tres meses ya ves a muchas madres que quieren seguir dándoles lactancia materna (que también es lo que recomiendo la OMS), ordeñándose día y noche, sin disfrutar realmente de lo bonito de la lactancia y de estos primeros meses de su bebé, para poder tener un banco de leche medianamente decente en el congelador.

Y después están las otras madres que antes de las 16 semanas les introducen alimentos para poder ser ellas quien se lo dé, porque tienen el sentimiento de perderse tantísimas cosas y tan importantes, que los introducen antes de tiempo. Y la verdad es que antes de los 6 meses los bebés no tienen el estómago preparado para nada que no sea leche. Es que volvemos a lo mismo, ningún mamífero le da a su cría nada que no sea leche hasta que no están preparados, pero los humanos sí. Los listos de turno.

De verdad, padres, madres, futuros padres y madres, abuelos y abuelas, tías y tíos, personas en general, debemos luchar para cambiar esto, porqué es una vergüenza, no puede ser, no podemos ser los animales más listos del planeta y ser los primeros en abandonar a nuestras crías y a no respetar sus tiempos de crecimiento, no puede ser.